José Antonio Kast (JAK) y la irrupción de la derecha social

Cristián Valdivieso – Octubre 2017

JAK amplió el límite de lo aceptable, sacando a un segmento del electorado del ostracismo, emergiendo como redentor, como un pastor preparado, templado y de apariencia racional. “Un caballero”, diría la señora del Sí en 1988. Un candidato que, sin exaltarse, dice lo que muchos han debido reprimir para no sentirse aislados, incorrectos o, incluso, apuntados como malas personas.

La derecha social, aquella que camina por la calle y discute en torno al asado primaveral, es muy distinta a la derecha política de los pasillos del Congreso, la que se ve en Cerro Castillo o en el Patio de los Naranjos.

Leer columna completa en El Mostrador


← Volver Atrás Volver al Inicio ↑