Ricardo Lagos no eres tú, son ellos

Cristián Valdivieso – Enero 2017

El Ricardo Lagos que ahora se proyecta no remite a su dedo acusatorio contra la injusticia, los abusos y las arbitrariedades de la dictadura. Hoy pertenece a la elite del país, una elite que se percibe conformada por políticos y empresarios, que se financian mutuamente buscando beneficiarse de su posición privilegiada, sin importarles si con ello afectan o atentan contra los derechos de los otros. Una elite asociada a las malas prácticas, los abusos de poder, la colusión, la corrupción y, sobre todo, a un profundo desinterés en el ciudadano de a pie.

Parto por reconocer la profunda admiración que en mi adolescencia sentía por Ricardo Lagos. En plena dictadura, el día que su índice apuntó a Pinochet, junto con explicitar su coraje, dejó ver una profunda convicción democrática, la cual parecía por sobre el bien y el mal.

Leer columna completa en El Mostrador


← Volver Atrás Volver al Inicio ↑